Volver a Editoriales EC

Cicerón cuaderno y láminas*

39,80 IVA incluido

Con bastante frecuencia, en el área de los trastornos del habla, encontramos niños y niñas con déficits articulatorios que afectan al aspecto fonético del lenguaje, los cuales requieren un tratamiento específico y sistemático para su recuperación.

CICERÓN se desarrolla como instrumento de ayuda al técnico logopeda que se encarga de ayudar a superar dichos déficits.

CICERÓN se plantea como un Programa sistematizado, con fundamento en la TEORÍA DEL APRENDIZAJE y, como tal, se sugiere su aplicación con el máximo apoyo en las Técnicas de Aprendizaje derivadas de dicha Teoría. Esto es:
– El MOLDEAMIENTO, o técnica de aproximaciones sucesivas, cada una de las cuales debe ser reforzada de manera verbal, gestual y -si es posible- material, con ayuda de sencillos “reforzadores” (pequeños caramelos o chocolatinas, si no están contraindicados), “sellos”, “bonos”, “vales”, “fichas”, etc., canjeables por “reforzadores de acción”.
– El MODELADO, facilitando constantemente la observación de un modelo que ejecute la conducta verbal que se le pro pone.
Esto exige imprescindiblemente el uso del espejo y un entrenador bien adiestrado en la ejecución de movimientos articulatorios claros y perfectamente discriminables por el niño. En sesiones de enseñanza-rehabilitación en pequeño grupo (2-3 niños) es sumamente eficaz permitir que el niño que progresa más deprisa sea observado por los demás, de modo que sus progresos (debidamente elogiados por el entrenador) animen a los demás a imitar su conducta verbal.
– Las AYUDAS, que faciliten la correcta emisión del fonema, las cuales deberán ser progresivamente atenuadas, en la medida
en que el niño vaya siendo capaz de articular adecuadamente por sí solo. Por lo general, estas “ayudas” están constituidas por
instrumentos (depresor, palillo, silbatos, matasuegras, espejito,…) que facilitan al niño la correcta articulación del fonema a
aprender.

El Programa consta de tres partes claramente diferenciadas, interdependientes entre sí para la consecución del Objetivo General.

I. REQUISITOS PREVIOS. Se presenta en primer lugar la parte en la cual se adquieren y desarrollan los requisitos necesarios para una correcta emisión del habla.

II. ADQUISICIÓN DEL FONEMA Y CORRECCIÓN DE ALTERACIONES. Esta parte es la encargada específicamente de favorecer la adquisición o corrección de cada fonema y emitirlo de forma aislada.

III. INTRODUCCIÓN DEL FONEMA EN EL LENGUAJE REPETIDO. Una vez que el fonema es emitido correctamente de forma aislada, hay que introducirlo en el lenguaje repetido, en el cual el terapeuta/rehabilitador constituye el modelo verbal que el niño debe imitar.

CICERÓN se complementa con 25 láminas.

SKU: CE080 Categorías: , ,

Descripción del producto

Con bastante frecuencia, en el área de los trastornos del habla, encontramos niños y niñas con déficits articulatorios que afectan al aspecto fonético del lenguaje, los cuales requieren un tratamiento específico y sistemático para su recuperación.

CICERÓN se desarrolla como instrumento de ayuda al técnico logopeda que se encarga de ayudar a superar dichos déficits.

CICERÓN se plantea como un Programa sistematizado, con fundamento en la TEORÍA DEL APRENDIZAJE y, como tal, se sugiere su aplicación con el máximo apoyo en las Técnicas de Aprendizaje derivadas de dicha Teoría. Esto es:
– El MOLDEAMIENTO, o técnica de aproximaciones sucesivas, cada una de las cuales debe ser reforzada de manera verbal, gestual y -si es posible- material, con ayuda de sencillos “reforzadores” (pequeños caramelos o chocolatinas, si no están contraindicados), “sellos”, “bonos”, “vales”, “fichas”, etc., canjeables por “reforzadores de acción”.
– El MODELADO, facilitando constantemente la observación de un modelo que ejecute la conducta verbal que se le pro pone.
Esto exige imprescindiblemente el uso del espejo y un entrenador bien adiestrado en la ejecución de movimientos articulatorios claros y perfectamente discriminables por el niño. En sesiones de enseñanza-rehabilitación en pequeño grupo (2-3 niños) es sumamente eficaz permitir que el niño que progresa más deprisa sea observado por los demás, de modo que sus progresos (debidamente elogiados por el entrenador) animen a los demás a imitar su conducta verbal.
– Las AYUDAS, que faciliten la correcta emisión del fonema, las cuales deberán ser progresivamente atenuadas, en la medida
en que el niño vaya siendo capaz de articular adecuadamente por sí solo. Por lo general, estas “ayudas” están constituidas por
instrumentos (depresor, palillo, silbatos, matasuegras, espejito,…) que facilitan al niño la correcta articulación del fonema a
aprender.

El Programa consta de tres partes claramente diferenciadas, interdependientes entre sí para la consecución del Objetivo General.

I. REQUISITOS PREVIOS. Se presenta en primer lugar la parte en la cual se adquieren y desarrollan los requisitos necesarios para una correcta emisión del habla.

II. ADQUISICIÓN DEL FONEMA Y CORRECCIÓN DE ALTERACIONES. Esta parte es la encargada específicamente de favorecer la adquisición o corrección de cada fonema y emitirlo de forma aislada.

III. INTRODUCCIÓN DEL FONEMA EN EL LENGUAJE REPETIDO. Una vez que el fonema es emitido correctamente de forma aislada, hay que introducirlo en el lenguaje repetido, en el cual el terapeuta/rehabilitador constituye el modelo verbal que el niño debe imitar.

CICERÓN se complementa con 25 láminas.