La estimulación cerebral comienza a la más temprana edad y no finaliza hasta el día en que dejamos de existir. Este material está concebido como un Programa de Estimulación Cognitiva integral que favorece la intervención en las principales funciones cerebrales, ya sea facilitando y reforzando la adquisición de dichas habilidades (en el caso de la infancia) o rehabilitando una función dañada o deteriorada (como puede ser en el caso de un accidente cerebro vascular o una demencia).